SuSE 9.0 Professional, el último de su clase

SuSE es la última de las clásicas distribuciones GNU/Linux en continuar manteniendo su oferta de productos original, al costo de su modelo de negocios. Su versión 9.0 edición Professional es el tope de su línea y lo mejor que veremos de la empresa alemana con su única marca. Conozcamos qué tan lejos llega SuSE Linux 9.0 Professional como producto destinado al ambicioso destino doble del escritorio y el servidor, enfrentando a otras alternativas comerciales en su propio territorio.

Cumbres borrascosas

SuSE Linux 9.0 fué la versión que vió cómo su eterno competidor, Red Hat, abandonaba una importante parte del terreno que las enfrentaba: la versión en caja de Red Hat 9.0 fué la última en estar disponible en los estantes junto a la de SuSE; lo que debió ser para su empresa una noticia agridulce por lo menos en un sentido. Irónicamente, al mismo tiempo que se le aclaraba esta parte del camino, SuSE, la empresa, fué adquirida por Novell, iniciando una etapa de transición en la que esta versión 9.0 será última encarción de SuSE Linux como la conocimos hasta ahora, antes de la inevitable próxima Novell SuSE Linux 10.0.
SuSE, la experiencia Linux

Mi primera experiencia con SuSE Linux es tan distante como su v5.x, conociendo todos los colores de sus largas series 6.x y 7.x, aunque desconocida a sus más recientes 8.x. Como también para muchos en nuestro país, mi primer verdadero contacto con una distribución Linux como un producto equiparable a cualquier otro software comercializable, con manuales, caja, soporte y goodies, fué cortesía de SuSE Linux, lo que no es poco para el consumidor que aún el más fiel linuxero lleva adentro. Esta es entonces la revisión adeudada a SuSE Linux, en la versión que es su última encarnación como propiedad de sólo SuSE GmbH.
Professional mejor que Personal

SuSE Linux 9.0, como sus inmediatas versiones anteriores, está disponible en ediciones Personal y Professional (y problamentente siga siendo así en las manos de Novell), pero básicamente ambas se diferencian sólo en la cantidad de software que incluyen, siendo los paquetes de la Personal un subconjunto de todos los disponibles en la Professional. Escencialmente, aquellos excluídos de la Personal son los paquetes que proveen las funcionalidades correspondientes a servicios y servidores que nadie pondría en una PC de escritorio (desarrolladores abstenerse), ademas de las opciones en Yast2 que nos permitirían configurarlos fácilmente.

Para esta revisión preferimos SuSE Linux 9.0 Professional, pues es el mejor Linux que SuSE pudo producir hasta ahora. Con sus 5 CD-ROMs, disponemos a instalarlo en una Duron 1.4 GHz 256 Mb RAM, video SiS 630 onboard, sonido SiS onboard, red 10/100 SiS 900 onboard (sin conexión a Internet), lectograbadora SCSI Matshita CW-7502, placa SCSI PCI Adaptec 1502, un disco de 12 Gb Quantum Fireball con Windows Millennium ocupándolo casi a la mitad y monitor BenQ V551 de 15″.

Arrancando desde el CD#1, una buena provisión de cafeína es prácticamente lo único que necesitaremos para instalar exitosamente SuSE 9.0, como veremos a continuación.

Instalación, sorpresa y resultados

Sin inmutarse, la instalación comienza en el hardware anterior directamente en elegante modo gráfico, dejando inmediatamente después la selección del idioma como paso siguiente. Hasta el final, cada paso de la instalación estará acompañado de una extensiva ayuda contextual, en un castellano impecable, permitiéndonos el instalador regresar atrás en las elecciones realizadas en caso de que deseemos cambiar una opción por otra.

Es de notar que apenas iniciada la instalación, y en lugar de darnos un paseo por una interminable lista de opciones, el instalador ofrece un resumen completo de todos los cambios óptimos sugeridos en nuestro sistema para instalar SuSE 9.0 exitosamente. Para mi configuración en particular, ésto incluída achicar la partición FAT32 de Windows Millennium a 7.8 Gb, dejando 439.2 Mb para una partición Swap y 3.8 Gb para la partición ReiserFS del sistema en sí. Las particiones NTFS de Windows son reconocidas y pueden ser montadas en modo sólo-lectura.

La instalación de paquetes de software sugería un escritorio KDE3 completo, y poco más, a pesar de la enorme variedad disponible en sus 5 CDs. No contento con ésto, decidí recorrer la lista completa de paquetes disponibles, agrupados por una variedad de criterios notable, y hacer mi propia elección. Tarea que podría haber sido bastante tediosa, de no ser por Yast2. Yast2, la poderosísima herramienta de configuración se SuSE 9.0 es omnipresente, extendiendo parte de sus funciones aún hasta el mismo proceso de instalación, selección de paquetes, configuración de impresora, red y más.

Antes de la instalación de paquetes en sí, es posible grabar en un diskette nuestra selección de paquetes, en caso de que ésto sea necesario para una próxima instalación.

El instalador muestra muy inteligentemente, y al contrario que otras distribuciones, el tiempo de instalación restante en cada uno de sus CDs, permitiéndonos tomar los recaudos del caso si resulta más de lo que esperamos. Después del primero, el instalador reinició la PC por primera y última vez, continuando con los CDs #2 a #5. Después de la instalación de todos los paquetes, llegó la hora de que Yast2 detectara y configurara todo el hardware restante, algo que hizo impecablemente, notable diferencia con mi experiencia personal con SuSE < v8.0.

Con 5 CD-ROMs, una instalación personalizada ambiciosa y completa, como la que fué la mía, puede ocupar tanto como 2 Gb y durar tanto como casi 1 hora (!), aún en el hardware de prueba, todavía razonablemente moderno. Aunque sus requerimientos anunciados son menores, cualquiera lo suficientemente realista no debería instalarlo en menos que una PC de 1 GHz con 128 Mb de RAM sin sufrir las consecuencias.
El escritorio SuSE 9.0 Professional

Previamente antes de terminar la instalación, somos obligados a crear un usuario común, adicionalmente a la imprescindible elección de una contraseña para el superusuario. Es con este usuario común y corriente que arrancará nuestro flamante sistema SuSE 9.0 Professional, no permitiéndonos ingresar directamente como superusuario sino a través del comando su, una inteligente práctica de seguridad destinada a resguardar al usuario de sí mismo. Muy apropiadamente, SuSE Linux 9.0 Professional instala en nuestro sistema de prueba un Kernel 2.4.21-99 optimizado para procesadores AMD Athlon.

Contrario a lo que se quiera afirmar, y aunque se incluye de una manera políticamente muy correcta tanto los escritorios GNOME2 como KDE3 (además de muchos otros más), esta distribución está notablemente centrada en KDE, como siempre lo estuvo. Yast2 después de todo es ahora una aplicación Qt3, sin la cual SuSE 9.0 no podría existir. Cada aspecto del KDE 3.1.4 de SuSE 9.0 denota la parcialidad de SuSE GmbH a la hora de personalizar un escritorio sobre otro, lo que lo hace apreciablemente más útil y atractivo que cualquiera de los demás (GNOME 2.2.2, IceWM 1.2.9, WindowMaker 0.80, XFCE 3.8.1, etc.).

No importa cuál sea el entorno gráfico de nuestra preferencia, la organización de los menús de aplicaciones se mantiene uniformemente entre todos, actualizándose globalmente con las modificaciones que hagamos a la lista de aplicaciones instaladas. En pos de este resultado desgraciadamente se preferiere a veces la descripción de una aplicación en lugar de su nombre, lo que no siempre contribuirá a aclarar las cosas, especialmente más en unos windows managers que otros.
Yast2

La utilidad de instalación, configuración y mantenimiento del sistema Yast2 (Yet Another Setup Tool), exclusividad de SuSE Linux, merece un capítulo aparte. Sóla por sí misma podría definir a esta distribución por sobre las demás inconfundiblemente. Gran parte de lo mejor (y también lo peor) que podemos esperar de SuSE 9.0 viene de la mano de Yast2. Aprender a usarlo es aprender a dominar SuSE 9.0, aunque para ello tengamos que hacer algunas concesiones.

Las funcionalidades de Yast2, sólo accesibles por el superusuario, son agregadas por medio de módulos y son accesibles a través de una interface Qt3 muy bien integrada con el resto del escritorio KDE3 en su Centro de Control. La disponibilidad de uno u otro módulo es también lo que diferencia a la edición Personal de la Professional. La Professional, por supuesto, los tiene todos. Los módulos de configuración abarcan casi todos los aspectos de un sistema GNU/Linux moderno e incluyen:

Software

Actualización del sistema

Actualización en línea

Instalar/desinstalar software

Hardware

Escáner

Impresora

Joystick

Modo IDE DMA

Tarjeta TV y radio

Tarjeta gráfica y monitor (SaX2)

Dispositivos de red

ADSL

Módem/Fax

Tarjeta de red

RDSI

Servicios de red

Agente de transferencia de mensajes (senmail con antivirus AMaVIS)

Enrutado

Proxy

Clientes: Kerberos, LDAP, NFS, NIS, NIS+, NTP, Samba

Servidores: DHCP, DNS, HTTP, NFS, NIS, Samba, TFTP

Seguridad y usuarios

Configuración de seguridad local (3 niveles: estación doméstica, estación en red, servidor de red)

Cortafuegos (SuSEfirewall2)

Editar/crear grupos/usuarios

Sistema

Configuración de powertweak

Configuración del cargador de arranque

Copia de seguridad del sistema Yast

Crear un diskette de arranque

LVM

Particionador

Misc

Cargar CD de controladores del fabricante

Enviar una consulta de soporte

Semejante colección de herramientas unificadas bajo una misma interface coherente y documentada es algo que realmente tiene poca comparación con lo que hay en la competencia, y una gran parte del valor agregado de SuSE a una distribución GNU/Linux. Es posible, aunque no fácil, lograr una funcionalidad y conveniencia similar con otras distribuciones recopilando herramientas libres de terceros, o pequeñas herramientas especializadas como las de Red Hat, pero tenerlas agrupadas comprensiblemente en un sólo lugar con una operación uniforme es algo que todavía queda por verse en otro lugar de la manera que lo ofrece Yast2.

YOU (YaST Online Update) puede activarse desde Yast2, que puede usarse sólo por el superusuario, en cuyo caso se mostrará su ícono en la barra del panel de KDE3. Con él será posible bajar parches de seguridad y paquetes de actualización directamente desde Internet, o mejor dicho, directamente de una lista de servidores remotos mantenida en www.suse.de inicialmente. Esta actualización puede automatizarse, de manera que sea totalmente transparante para el usuario. El superusuario también puede definir una propia lista de repositorios, accesibles por FTP, HTTP, Samba, NFS o medios locales como CDs o DVDs. Para redes con múltiples instalaciones de SuSE Linux, YOU puede ser una bendición para sus administradores. Paquetes no incluídos en los CDs, como los drivers NVidia originales también pueden ser bajados con YOU.

SaX2 (SuSE Advanced X-Configuration, accesible dese Yast2, es otra particularidad que sólo encontraremos en SuSE 9.0, capaz de lidiar con cada aspecto de la configuración del XFree86 4.3.0.1: Monitor, tarjeta gráfica, color y resolución, aceleración 3D; además de múltiples monitores y otros dispositivos de entrada como tabletas y pantallas táctiles.

Yast2, tan poderoso y amigable como es, está diseñado para unificar toda la configuración y mantenimiento de un sistema GNU/Linux de una manera monopólica. Pues si bien es un increíble avance en pos de liberar fácilmente todo su potencial, también hace imposible su configuración por cualquier otro medio que no sea él, lo que genera grandes pasiones tanto a su favor como en su contra. En realidad, es posible modificar la configuración del sistema editando sólo archivos de texto, como hacen los “verdaderos administradores”, pero sólo antes desactivando explícitamente Yast2, para lograr que los cambios tengan efecto. Demás está decir que esta opción inhabilita la operación subsecuente de Yast2.

Tal como és Yast2 en SuSE 9.0, y quizás un poco gracias a sus grandes ambiciones, el proceso de la actualización de la configuración del sistema por su intermedio puede ser un proceso lento, aún cuando a veces sólo de trate de instalar o quitar un paquete, incluso en una PC con de 1.4 GHz con 256 Mb de RAM.
Aplicaciones

La atención al aspecto multimedia de GNU/Linux nunca fué descuidado por SuSE, sino todo lo contrario. SuSE 9.0 Professional es fiel a esta tradición e incluye: Aviplayer, RealPlayer, Totem, Xine (aunque no MPlayer), Flash Player 6.0 y un largísimo etcétera.

Para la oficina, SuSE 9.0 Professional provee OpenOffice 1.1.0 con soporte para una variedad de lenguajes, castellano incluído. Esta versión de OpenOffice puede exportar documentos a formato Adobe Acrobat (.PDF) directamente, y presentaciones a formato Macromedia Flash (.SWF). Entre otras aplicaciones de ofimáticas están: KOffice 1.2.92, Gnumeric 1.1.20, Abiword 1.99, y los software de diagramación Dia 0.91 y Kivio. Entre los navegadores contamos con Epiphany 1.0, Galeon 1.3.28, Konqueror 3.1.4 y Mozilla 1.4.

Al contrario que las restricciones en las últimas versiones de Red Hat Linux e incluso en la primera versión de su sucesora, Fedora Core 1, SuSE Linux 9.0 Professional sí incluye algunas de esas cosas que ya habíamos dadas por descontadas: soporte para reproducir archivos .mp3, codecs DivX (aunque por supuesto, no todos), Wine (20030813), etc. No poco para el usuario que busca lo máximo de su distribución Linux tal como le llega a sus manos.

Si hablamos de servidores, tenemos para la web Apache 2.0.47 y 1.3.28 (ambos con los módulos de PHP 4.3.3), Postfix 2.0, Samba 2.2, y las bases de datos MySQL 4.0.15 (sin tablas transaccionales InnoDB), PostgreSQL 7.3.4 y SAP DB 7.4.3 (ahora MaxDB).

Los juegos tampoco se dejaron de lado: Beneath a Steel Sky (sí, el mismo legendario juego de aventuras de DOS), Descent 1 (también el mismo de DOS), BZFlag (juego de tanques 3D multijugador), TuxRacer. Se incluye también ScummVM, el interpretador libre de juegos de Lucas Art, para que sea posible correr The Secret of Monkey Island, Day of the Tentacle, Sam & Max y otros (obviamente, no incluídos). Emuladores de consolas de juegos y home computers de 8 bits también nos darán horas de ocio incontables.

Intentar resumir incluso las categorías de los paquetes de software incluídos podría llevar una revisión aparte. Sólo mencionar que la variedad que encontramos en estos 5 CDs cubre todos los aspectos donde se nos ocurriría aplicar un sistema GNU/Linux, con la comodidad añadida de poder buscar, consultar, instalar y desinstalar cualquiera de sus paquetes desde la amigabilidad de Yast2. Si no disfrutamos de una conexión a Internet, sólo lo obtenido con SuSE 9.0 Professional nos mantendrá ocupados hasta su próxima versión. En caso contrario, y gracias a YOU, quizás más allá.
El libro gordo de SuSE

SuSE, la distribución, siempre se caracterizó por proveer una enorme cantidad de documentación, impresa y digital, con cada una de sus versiones para documentar no sólo cada uno de sus aspectos en particular, sino también y hasta cierto punto GNU/Linux en general. Un esfuerzo que también se nota en esta v9.0 Professional y que sin duda es gran parte de su valor final.

Además de los fundamentales manuales impresos (disponibles en nuestro propio idioma) mucha de la documentación incluída se encuentra muy bien integrada con el Centro de Ayuda de KDE, donde, de acuerdo a los paquetes que decidimos instalar, podremos tener acceso a los manuales de Administración y Referencia de SuSE Linux, además de las versiones HTML de la documentación de varios (no todos, aunque sí los más importantes) paquetes instalados. Toda esta documentación se encuentra muy bien categorizada y es posible realizar una búsqueda global en toda ella desde una interface común.

La restante documentación disponible en línea, como su Hardware Database, su Support Database y su Portal web también son accesibles desde aquí. En total, una conveniencia con la que es difícil encontrar un paralelo en otras distribuciones.
Conclusión

SuSE Linux 9.0 es un producto probado, soportado, reconocido y certificado en todo el mundo. Como un producto comercial de software, Linux puede llegar poco más allá de donde SuSE ha conseguido llevarlo hasta ahora. Todo ésto es muy difícil de ignorar o pasar por alto a la hora de considerar a SuSE Linux 9.0 Professional como una alternativa seria para cualquier proyecto que involucre alguna aplicación de GNU/Linux. SuSE tiene encima más años de experiencia y pericia en la producción de una distribución Linux comercial que casi todas las demás (con la salvable excepción de la del sombrero rojo) lo que inevitablemente se hace evidente en cada uno de sus aspectos, desde los más triviales hasta los más importantes.

Para quien necesita la tangibilidad de una caja y la seguridad de un soporte dedicado para sentir que su decisión fué la correcta a la hora de optar por GNU/Linux, SuSE 9.0 Professional no decepcionará en absoluto, si estamos dispuestos a afrontar sus costos y a vivir con particularidades que a la larga nos alienarán del resto de las distribuciones (eso sí, sólo al principio).

Aunque ahora SuSE tiene su propia versión Enterprise de Linux, su versión Professional ostenta la tradición de su producto estrella por más tiempo. Como tal, esta versión 9.0 hace casi lo imposible por agrupar al mismo tiempo lo mejor y más reciente de Linux para el escritorio y el servidor en un sólo paquete. Una tarea en la que sucumbió su más tenaz competidor. SuSE Linux 9.0 Professional demuestra sin embargo que ésto no es imposible.

Distribución: SuSE Linux 9.0 Professional
Sitio Web: www.suse.com

NOTA: La edición Professional de SuSE Linux 9.0 está disponible sólo comercialmente, sin embargo, los afortunados poseedores de una conexión rápida a Internet pueden instalar gratuitamente vía FTP su edición Personal, de limitaciones mencionadas. Más información en su sitio web.

Libranet 2.8: Debian un poco más allá

A principios de este año por fin decidí saldar una gran deuda personal y probar Debian GNU/Linux de una vez por todas. Habiendo fluctuado mi experiencia siempre entre distribuciones basadas en el sistema de paquetes .RPM (Red Hat, Mandrake, SuSE), sabía muy bien que la transición no estaría libre de inconvenientes, por lo menos al principio. Después de un revelador primer contacto con Debian 3.0 Woody, decidí llevar mi experiencia más allá probando una de sus menos conocidas pero más alabadas alternativas comerciales, Libranet 2.8. Aquí el recuento de los motivos por los cuales (casi) todos ya deberíamos estar usando un sistema basado en Debian en este momento.

Todos los caminos conducen a Debian

Como se hace cada vez más evidente para el avezado usuario de Linux, el irresistible camino que conduce a Debian es inevitable. Es sólo una cuestión de tiempo. A medida que nuestra dedicación a Linux comienza a girar alrededor de hacer/terminar un trabajo y mantenerlo funcionando, cuestiones como estabilidad, seguridad, estandarización y facilidad de mantenimiento se tornan algo mucho más serio que sólo una cuestión de preferencias personales por una distribución u otra. Y es por aquellas cuestiones que las cualidades de Debian GNU/Linux a la larga comienzan a brillar por sobre las demás.

Con el modelo de desarrollo más abierto y más apegado al licenciamiento GPL que todas las demás distribuciones Linux juntas, el Proyecto Debian también tiene el mayor caudal de desarrolladores y colaboradores desinteresados en sus huestes, actualizando, corrigiendo y extendiendo su distribución GNU/Linux.

El atractivo resultado de todo este esfuerzo no pasa desapercibido por varios editores de distribuciones Linux comerciales, que sabiamente basan sus productos en este trabajo en lugar de hacerlo en otro. Aunque ésto no es garantía de su éxito comercial (recordemos a las desaparecidas Progeny y Stormix) sí le asegura una excelencia técnica inicial muy fácilmente equiparable al de cualquier otra en la competencia. La genialidad (y el éxito) de cada una de éstas residirá entonces en el valor agregado que sepan darle al trabajo en Debian GNU/Linux.

Indudablemente en esta categoría las más populares hoy son Lindows OS y Xandros Desktop, ambas apuntadas apreciablemente al usuario final, que no sabe nada, ni quiere saber, acerca de Debian. Pero afortunadamente no son las únicas. También está Libranet, la distribución Canadiense que no mutila ninguna de las características de Debian GNU/Linux, sino que todo lo contrario, las hace más accesibles.
El instalador es la instalación

Para esta revisión usamos Libranet 2.8 en 2 CD-ROMs y una Duron 1.4 GHz 256 Mb RAM DDR, HDD 8 Gb (primario compartido con Win Me) + 80 Gb (secundario), Video onboard VIA S3 ProSavage4, Sonido onboard VIA VT8233 AC’9w, Red onboard VIA Rhine-II VT6102 10/100. Para la partición principal de Libranet 2.8 en la mitad del disco rígido de 8 Gb usamos Ext3 y para el de 80 Gb usamos ReiserFS.

Mientras Debian GNU/Linux no provea de una instalación acorde a los tiempos actuales, siempre habrá lugar en el mercado para otra distribución que sí lo haga. Este también es el caso de Libranet 2.8, que adopta una híbrida alternativa entre la instalación basada en texto (ncurses en realidad) para las etapas más escenciales y una más intuitiva gráfica para las siguientes, sólo si nuestra tarjeta de video fué reconocida correctamente, en caso contrario, la basada en texto se ocupa de toda la instalación.

Los linuxeros de la primera camada que alguna vez hayan instalado Red Hat, Mandrake, SuSE o cualquier otra distribución usando la primigenia versión solo-texto de sus instaladores no deberían sentirse amedrentados por este detalle.

El aspecto menos logrado de toda la instalación es la preparación de las particiones del disco rígido donde se instalará nuestro sistema Libranet 2.8. Aquí nisiquiera contamos con una interface ncurses (menúes y diálogos en modo texto), sólo una utilidad tipo fdisk y acceso a GNU/Parted en caso de que nos animemos a redimensionar una partición FAT (Win9x) o NTFS (WinXP) a la vieja usanza. Este quizás, el legado más reprochable de la herencia Debian en su proceso de instalación. Pero afortundamente después de ésto, todo es cuesta abajo.

A su favor, un punto fuerte en Libranet 2.8 es su autodetección de hardware durante la instalación, comparable sólo a la de Red Hat y apenas un poco por detrás de la de Mandrake, en cualquier caso, un enorme avance sobre Woody. Para mi configuración en particular, y aunque la placa de video fué reconocida exitosamente, peor suerte corrieron las frecuencias de refresco correctas de mi viejo monitor Samsung Syncmaster 3Ne, lo que me obligó a terminarla usando únicamente el instalador en modo texto, algo que al contrario de lo que pasó con mi experiencia con Debian 3.0, no es tan malo como parece. Al contrario, irónicamente, una instalación en una más antigüa Celeron de 850 Mhz con video SiS 720 onboard y un genérico monitor Beltron 14″ tuvo mucho mejor suerte con el instalador gráfico. Y para mi enorme alivio, autodetección de la placa de red VIA Rhine-II onboard fué perfecta, absolutamente todo lo contrario que cuando quise hacer lo mismo con Woody, que nisiquura incluía los módulos para esta placa en su CD#1.

La selección de paquetes (individuales o por grupo de categoría) con la interface gráfica de la instalación es por lo menos tan usable como cualquier otra distribución importante, y aún la contrapartida en modo texto es muchísimo más práctica que la arcaica dselect de Debian.

En general, Libranet 2.8 cumple con mucha efectividad la tarea de superar el principal umbral que priva a la mayoría de los mortales del poder detrás de Debian GNU/Linux: su poco amistoso proceso de su instalación.
Un primer sistema Libranet

En estos tiempos de distribuciones con múltiples CDs de instalación (3 como mínimo), Libranet 2.8 destaca por lo contrario. Sólo con 2 CD-ROMs de instalación base, instalarlo 2.8 es algo relativamente rápido, especialmente si optamos sólo por el entorno KDE 3.1.1 o sólo por GNOME 2.2.1. Si no optamos explícitamente por ninguno de los dos, Libranet instalará por defecto IceWM, notable por su rapidez y bajos requerimientos de hardware, una elección que aunque no sería la primera para muchos usuarios, tampoco decepcionará con el resultado final.

Es de notar la disponibilidad automática de los drivers de video NVidia oficiales (y propietarios) para los afortunados poseedores de alguna placa de video de esta marca, que brindan aceleración gráfica 3D apenas terminada la instalación, al contrario de lo que obtendríamos si instalaramos sólo los drivers nv incluídos con XFree86. La conveniencia de ésto para el usuario final es inconmensurable, si tenemos en cuenta lo requerido para obtener lo mismo con Debian 3.0…

Del mismo modo, el sonido tampoco fué problema, pues Libranet 2.8 incluye por defecto los muy actualizados drivers ALSA. La configuración de la impresión a cargo de CUPS preferentemente. Libranet 2.8 también instala Grub como administrador de arranque en lugar del Lilo de Debian, como lo hacen todas las demás modernas distribuciones actuales.

Es de notar la pureza inalterada de los resultantes escritorios KDE3 y GNOME2 de Libranet 2.8: Al contrario que las demás ambiciosas distribuciones que agregan sus propias modificaciones a estos entornos (recordemos Blue Curve de Red Hat y Mandrake Galaxy de Mandrake), los KDE3 y GNOME2 de Libranet parecen compilados directamente desde sus fuentes originales y nada más, lo que nos entrega eso mismo que sus respectivos proyectos concibieron como su ideal, sin ninguna tercera intervención.
¡Qué paquetería!

Libranet 2.8, como Lindows 4.0 y el más reciente Xandros 2.0, está basado en Sarge, la versión testing de Debian, lo que asegura paquetes de software más actualizados que Woody, coo una estabilidad mejor que la versión unstable (aunque, inevitablemente, algunos paquetes de unstable son también incluídos). El listado de las fuentes de los recursos para actualizar los paquetes de software de Libranet 2.8 con la siempre imitada pero nunca igualada utilidad apt-get (ubicado en /etc/apt/sources.list) podría ser el de una típica instalación de Debian 3.0 Woody actualizada a Sarge, a excepción de las siguientes entradas:

deb http://libranetlinux.com updates/2.8/

deb http://libranetlinux.com security/2.8/

Estos últimos, repositorios de paquetes a los cuales aparentemente sólo es posible acceder si nuestra copia de Libranet 2.8 se encuentra registrada.

Sin embargo, el hecho de que Libranet 2.8 sea Debian debajo del capót le abre las puertas a quizás la colección más grande de paquetes disponible en Internet para una distribución GNU/Linux (12.884 paquetes de software oficiales al escribir ésto). Lo que no es poco. Sólo buscar los correctos repositorios de, por ejemplo, www.apt-get.org y sincronizar nuestra lista es suficiente para mantenernos actualizados para siempre. Así, utilizando las bondades de apt-get en todo su potencial, Libranet 2.8 podría ser literalmente la última distribución que instalaramos jamás.

Si no contamos con una conexión a Internet, sólo baste decir que en los 2 CDs de Libranet 2.8 contamos con más de 3 Gb (descomprimidos) de software cuidadosamente seleccionado. Algunas concesiones a la estabilidad remiten inevitablemente a paquetes de Woody stable (MySQL 3.23.49, Apache 1.3.27, etc.), mientras que para aquellos destinados al escritorio, no hay ningún reparo en extraerlos de Sarge testing o incluso de Sid unstable(Mplayer 0.90, Mozilla 1.3, etc.). De estas elecciones, es reprochable la ausencia de algunos fundamentales como PostgreSQL, Zope y otros que sólo los desarrolladores extrañarán.

Algunos de los más notables paquetes incluídos son:

GCC 3.2.3
GNOME 2.2.1
GIMP 1.3
KDE 3.1.1, KOffice 1.2.1
Kernel 2.4.20
Netscape 4.77
OpenOffice 1.0.2
XFree86 4.3.0

El sueño del Administrador vago

Libranet 2.8, al igual que las demás comerciales, también puede definirse inequívocamente por su herramienta de configuración propia. Para la consola es Adminmenu y para X es, sorpresa, XAdminmenu. Este es el más grande acierto en toda la distribución de Libranet, pues es también la más grande falta en todas las versiones de Debian GNU/Linux: Un centro de control y administración unificado de (casi) todo el sistema. Toda (casi toda) la configuración de nuestro sistema Libranet puede hacerse desde Adminmenu, desde la configuración de X, del sonido, monitor y teclado, hasta la red, impresión, usuarios (aunque no grupos de usuarios), paquetes, servicios (aunque no todos los servicios) y firewall. XAdminmenu es el simple pero efectivo front-end GTK+ que llama la ejecución de varios pequeños programas para cada una de las tareas de configuración.

La funcionalidad entregada por Adminmenu es invaluable. Con sólo un par de clicks Adminmenu reconoció y configuró mi unidad CD-RW, con otros bajó e instaló las tipografías True Type de Microsoft más comunes (Verdana, Tahoma, etc.), al igual que el plug-in del Flash Player. Otras funciones también incluyen la descarga e instalación de Real Player y Java, todos los anteriores no incluýdos en los CDs, seguramente por cuestiones de licenciamiento.

También es de notar las completísimas opciones de impresión capaces de ser configuradas desde XAdminmenu: CUPS y TurboPrint. Virtualmente es imposible que no podamos tener nuestro reluciente sistema Libranet 2.8 imprimiendo con alguno de ellos, todas las alternativas, bienvenidas.

Este es el detalle de las funciones disponibles en el XAdminmenu de Libranet 2.8, quizás no demasiado impresionantes para un usuario que venga de Mandrake o SuSE (aunque hay algunas sorpresas), pero toda una novedad para quien haya intentado agrupar una comparable cantidad de funcionalidad en Debian 3.0:

About

XAdminmeou 0.7.15

Register

Registra nuestra instalación de Libranet 2.8, si nos conectamos antes a Internet

Kernel

Recompilar (usando make menuconfig)

Reinstalar Kernel por defecto

Configurar módulos

Escribir un diskette de booteo

Activar/Desactivar APM (Advanced Power Management)

Configurar PCMCIA

Packages

Instalar desde CD

Instalar desde Internet

Remover paquetes

Actualización de paquetes de seguridad

Administración gráfica de paquetes (con Synaptic)

Administración de paquetes (en modo texto, con Aptitude)

X Window

Configurar X (con la utilidad de Libranet)

Cambiar el DPI del monitor

Cambiar la distribución del teclado (sólo X)

Activar/Desactivar el login gráfico

Configurar el login gráfico (GDM)

Sound

Configurar sonido (sin ALSA)

Instalar ALSA

Configurar ALSA

Reproducir sonido de prueba

Network

Configurar la red (con la utilidad de Libranet)

Instalar módulos de placas de red

Cambiar el nombre del host

Configurar firewall (con la utilidad de Libranet, también para compartir Internet)

Activar/Desactivar servicios (no todos, sólo Telnet y SSH)

Printer

Detectar y configurar impresras

Configurar CUPS

Configurar impresoras con TurboPrint

Configurar TurboPrint

Time

Configurar fecha y hora

Sincronizar reloj de la PC con el server noaa

Cambiar zona horaria

Disk/CD/Floppy

Configurar xvmount, la utilidad para montar particiones

Mostrar uso del disco

Formatear un diskette

Copiar un diskette

Buscar dispositivos de almacenamiento removibles (como unidades Zip)

Buscar unidades de CD

Buscar y configurar unidades de CD-R/W

Users

Agregar usuario

Cambiar clave de usuario

Eliminar usuario

Desktop

Cambiar Window Manager por defecto

Restaurar configuración de IceWM

Cambiar el tema y tamaño del cursor (de XFree86 4.3.0)

Bajar fuentes TTF (True Type) comunes

Agregar fuentes TTF

Activar/Desactivar NumLock (en X)

Browser Plugins

Bajar e instalar RealPlayer

Bajar e instalar Flash Player

Instalar runtime Java

Instalar plugin de propósito general (MozPlugger)

Muy inteligentemente, ninguna de estas funciones de configuración reemplaza aquellas disponibles en los entornos gráficos más avanzados, KDE3 y GNOME2, sino que hasta cierto punto las complementa. Mejor aún, los cambios en la configuración del sistema que hayamos hecho a mano serán reconocidos y reflejados en Adminmenu, por lo que no es necesario que optemos excluyentemente por un método de configuración u otro, al contrario de lo que pasa, por ej., con el Yast de SuSE. LibranetPPP es otra utilidad única a Libranet 2.8 que nos ayudará un poco más a vivir con una conexión dial-up.
Los contras

Muy a pesar del resto de la internacionalización presente en cada uno de los demás paquetes incluídos en cualquier distribución GNU/Linux, las características que más contribuyen a los méritos de Libranet (su instalador y Adminmenu) sólo están disponibles en inglés.

La documentación de Libranet 2.8 también es una deuda pendiente, nisiquiera hay una versión digital en sus CDs ni en su sitio web. Aunque nos gustaría contar con un manual como el SuSE Book, o la extensa documentación de Red Hat, es cierto que las reducidas particularidades de Libranet son prácticamente auto-explicativas, y el resto de su entorno GNU/Linux se encuentra convenientemente documentado, como es requisito heredado fundamental cortesía del proyecto Debian.

Todo esto, por supuesto, detalles que pueden ser salvables sólo por usuarios Linux duchos en su rol. A pesar de esta notable falta, un recurso que puede aplacar sus consecuencias son los foros públicos en el sitio de Libranet, con una actividad creciente, afortunadamente.

También, aunque el proceso de instalación de Libranet 2.8 está notablemente mejorado (comparado con Debian 3.0), su etapa más traumática en cualquiera de ellas todavía sigue siendo la preparación de la/s particion/es donde se alojará. Una vez más, esto no debería ser un obstáculo totalmente insalvable por quien haya tenido que hacer ésto alguna vez por sus propios medios.
Conclusión

Después de largos años usando Red Hat (postergando cada vez más sus sucesivas actualizaciones por el temor al infierno de las dependencias), y después de dispares experiencias con Debian 3.0, debo reconocer que sólo con Libranet 2.8 pude obtener un sistema GNU/Linux capaz de acceder a lo mejor del proyecto Debian, junto con las facilidades de instalación y administración a las que estaba (mal)acostumbrado con el primero. Sale Red Hat de mi disco rígido y entra Libranet. Mi próxima distribución tendrá superar lo mejor de estos dos mundos.

Muy a pesar de que a la gente de Libranet le gustaría lo contario, su distribución todavía no puede ser recomendada al usuario que busca su primera experiencia con GNU/Linux, aún más si el idioma inglés le es hostil. Sin embargo, sí puede ser absolutamente recomendada a desarrolladores y administradores que busquen la más rápida salida del infierno de las dependencias de las distribuciones basadas en paquetes .RPM. Aquellos cómodos con el entorno de un sistema GNU/Linux que añoren las calmas y seguras aguas del océano Debian encontrarán en Libranet su mejor pasaporte a ese destino.

Libranet es, si la memoria no me falla, la distribución comercial basada en Debian con mayor éxito a la hora de prevalecer en el tiempo (Lindows y Xandros todavía tienen que durar tanto como Libranet), y, sorprendentemente, está hecha sólo por dos programadores… Además de todos los méritos que ya descubrimos en ella, ¿No es éste el mejor motivo para soportarla económicamente?

Distribución: Libranet 2.8 (2 CD-ROMs)
Sitio Web: www.libranet.com

NOTA: Si bien la versión 2.8 que evaluamos es la versión comercial de esta distribución, la versión 2.7 Classic (1 CD-ROM) de Libranet ya puede ser descargada gratuitamente de la red (más información en su sitio web). Los paquetes incluídos no serán todos ni las versiones las mismas que las comentadas en esta revisión, pero como ya vimos, gracias a Adminmenu y la enorme disponibilidad de repositorios de paquetes Debian, actualizarnos a lo último y más reciente sólo será cuestión de unos cuantos apt-get’s.